La pobreza urbana es un problema MUY GRANDE. Al mismo tiempo también representa una MUY GRANDE oportunidad. Es demasiado grande para que una sola persona lo pueda manejar, pero ahí es donde tú, tu escuela, tu iglesia, tu compañía o tus amigos entran.  Ya sea que vivas o trabajes en un suburbio en los EE.UU., en una ciudad europea, en una metrópolis asiática, un pueblo latinoamericano, una ciudad africana o un barrio marginal en la Ciudad de México, creemos sinceramente que juntos podemos trabajar para erradicar la pobreza urbana una comunidad a la vez. Tú eres una gran parte de esto. ¡Si cada uno de nosotros damos algo de nuestro tiempo, talentos, recursos y habilidades profesionales NOSOTROS podemos cambiar el mundo! ¡Así que únete a nuestra comunidad y únete a la lucha! ¡Ayúdanos!

¡Aquí hay ocho maneras muy concretas como puedes ayudar y jugar una parte importante en liberar a las personas de la pobreza!

¡Si te interesa apoyar nuestros proyectos dona!